EL AFATO

EL AFATO

(Montpellier 1304)

A la correlación, semejanza, adecuación
E identidad con el infinito, no te acercas más
Con ser hombre; que con ser hormiga,
Estrella en vez de hombre.
(Giordano Bruno, De la causa, principio y uno; pág.; 137)

Hay uno que Ramón Llull llamó en su Libro del ascenso y descenso del entendimiento (2:21), el sexto sentido o afato.  Para el modelo de entendimiento y de erigir las verdades que ha edificado el mundo desde el renacimiento, la modernidad, la cultura de occidente, éste mismo es el lenguaje. “realismo e idealismo desconocen con la misma radicalidad el concepto del sentido griego de verdad…” (3:39).
El afato fue para Llull el núcleo de eterno movimiento del entendimiento en la multiplicidad de manifestaciones que en cada instante son postuladas como la razón absoluta, y de donde nace el establecimiento de un sistema del ser, civilización, cultura, o sistema de certidumbres e incertidumbres. Razón contra fe.
Todos los sentidos, incluido el afato, conducen al entendimiento al sistema intrincado de escalas por donde los  entendimientos ascienden y descienden para encontrar la medida de su propio entendimiento que es la porción de mundo en la que verá todo el mundo sin saber nunca la inmensidad de lo que no abarcará su entendimiento. “Más alta que la realidad está la posibilidad.” (3:44)
En la primera escala que concibe Llull, está ésta inmensidad, pues dice que este es “…la misma división de este libro (por ser los sujetos de que se trata materia de él)” (2:21).  Esto significa de acuerdo con su visión, que no es posible mencionar una escala de sujetos inmensionables; si lo hiciera, estaría abarcando solo la medida de los sujetos concebibles para su entendimiento, que no podrá nunca ser todo el entendimiento, sino un acto, accidente o establecimiento. Una simple manifestación o propiedad. “Lo que pasa por extraordinario no lo es más que a la mirada de un orden establecido entre las criaturas.” (4:28).  Este cuidado que tiene Llull de no presentar determinaciones con carácter absoluto sobre cosas que no lo serán, es uno de los hábitos que ya no tienen los entendimientos que fueron instruidos en el modelo de saber que desde el renacimiento, al reinstalarse la razón, es, mediante el cual se hace de una posibilidad del ser, todos los seres, y se instalan las guerras de los entendimientos que pugnan por ser el entendimiento de todos los entendimientos.  “El sentido por sí mismo está sin conformar; por sí mismo no está sujeto a conformación, sino que es simplemente susceptible de conformación, de cualquier conformación, sea la que sea; si algo hubiera que limitar en este punto afectaría a la conformación, no al sentido.” (5:109)
La segunda escala del entendimiento en Llull, corresponde a las formas en que se manifiesta el entendimiento; actos, pasiones, acción, naturaleza, accidente, sustancia, simplicidad, composición, individuación, especie, genero y ente, escala ésta que es ciertamente la parte de entendimiento de que se ocupa el mundo desde el ascenso de la razón. Tomando estas formas, el entendimiento asciende y desciende por la escala de la materia del universo.
Completa la triada de Llull una tercera escala compuesta por cinco grados por medio de los cuales el entendimiento puede ascender a las otras escalas y hacer de la materia infinita del universo, las manifestaciones del entendimiento que componen la segunda escala. Son estos cinco grados: sensible, imaginable, dudable, creíble e inteligible.  El ascenso del entendimiento va de lo sensible a lo inteligible y desciende inversamente.  A esta escala de la triada de Llull corresponden las filosofías,  un sistema tríadico al cual está sometido el entendimiento, comparable con las tres escalas de Llull. En términos de la estructura del entendimiento de occidente: Objetos, sujetos y modos como y de qué se trata respectivamente.
Cada entendimiento individual recorre una cifra a través de estas escalas de manera indefinida.  De este hecho surgen en los individuos los sistemas de creencias y descreencias, medidas de nacimiento y muerte en las que siempre hará falta lo incomprensible de lo posible e imposible.  Se verá a si mismo entre la extensión de los entendimientos visibles, en un punto del espacio-tiempo en el que no puede contemplar los entendimientos que puede ser, que han sido y son entre otros entendimientos. “…el accidente es un ser cuya noción no encierra todo lo que puede atribuirse al sujeto a quien se atribuye esta noción.”(4:31)
Toda la materia que compone el universo es una sola y cada tiempo esta recibe infinitas formas que se hacen conocimiento a través del Afato.  Las formas son arquetipos finitos, creados, que solo parcialmente poseen atributos de los entes
Inferiores o superiores. “…Todas las especies de dimensiones están en la materia, y todas las cualidades están contenidas en la forma” (1:23).  El entendimiento asciende o desciende libremente estas escalas, y entre ellas, se ubica en el punto que es la medida de su ser individual.  Pero el entendimiento es universal porque se nutre de las cosas generales y produce conocimiento en el instante, y las cosas generales son inagotables.  No hay conocimiento si el entendimiento no pasa por las cosas.  La simplicidad o composición de materia está comprendida mediante la existencia de un agente, un paciente y un acto mediante el cual la materia potencia se hace acto, una de las entidades de la segunda escala.
En principio, el entendimiento habita en una forma de lo posible pero puede ascender a las ideas universalísimas, en la comprensión de que todo lo                                                         observable posible es forma, no única, que posee la extensión de lo no posible: potencia.  Para Ramón Llull, todo establecimiento, por ser una de las formas de comprensión del universo, no puede ser terminado.  Habrá seres superiores o inferiores en el universo uno, indistinto que para él es Dios, pero nunca establecimientos de Dios porque en el universo no hay medida. “…en el universo no hay partes distintas…por tanto, toda la diversidad y diferencia que notamos no son sino los diversos y distintos modos de la misma sustancia”. (1:25).  Pues éste será siempre la representación del motor dinámico del entendimiento no absoluto, relativo.
El modelo del entendimiento moderno ha diseñado un sistema de escalas equiparables al de Ramón Llull,  que no lleva el nombre de escalas, y está aún sin completar. Pues en él solo opera el modelo de la razón que es solo la segunda escala de Llull. En la que sería la tercera escala, está el campo de batalla de todas las dicotomías creadas, donde partidarios de ambos bandos escudriñan buscando su razón. Una jerarquía de filosofías. Este sistema de entendimiento es la lingüística.
El universo de Llull, esa totalidad de la que los establecimientos solo pueden alcanzar una parte, se halla en el plano del contenido del signo lingüístico,  pero aún más, en este plano, como ha manifestado Hjelmslev en sus Prolegómenos a una teoría del lenguaje (5:85) se opera una distinción entre forma y sustancia de contenido, ocurriendo así mismo en el plano de la expresión; este concepto corresponde  la distinción que establece Llull entre la primera y la segunda escalas de su sistema tríadico.
Tal paralelismo entre los dos sistemas sucederá así: La escala primera trata la materia misma inmensa que es para la lingüística el sentido o sustancia de contenido. “La lengua es una forma y… fuera de esa forma, con función con ella, está presente una materia no lingüística, la sustancia de Saussure: el sentido”. (5:111).  Solo en la segunda escala, en la que están las manifestaciones, actos pasiones y formas, se realiza una medida de contenido apreciable. La forma de contenido de la lingüística.  El mismo proceso se lleva a cabo si se reflexiona en el campo de la expresión, pues, en fin, los demás planos, tal como las escalas del entendimiento en Llull, son los componentes de una sola función en la que ninguno de los planos puede actuar independientemente, sino que existen solo en virtud uno del otro.
“En virtud de la función de signo, y solo en virtud de ella, existen sus dos funtivos, que pueden ahora  designarse con precisión como forma del contenido y forma de la expresión. Y en virtud de la forma del contenido y de la forma de la expresión, y solo en virtud de ellas, existen respectivamente la sustancia del contenido y la sustancia de la expresión que se manifiestan por la proyección de la forma sobre el sentido, de igual modo que una red abierta proyecta su sombra sobre una superficie sin dividir”. (5:85)
Queda aún la tercera escala de Llull que en el sistema de entendimiento moderno no se contempla.  Es una jerarquía de filosofías que actúa paralelamente al sistema lingüístico formando una función con ésta de donde resultan los establecimientos de cada entendimiento. “Puesto que la formación lingüística del sentido es arbitraria, es decir, no está basada en el sentido sino en el principio concreto de la forma y  en sus consecuentes posibilidades de realización, estas dos descripciones- la lingüística y la no lingüística- deberán emprenderse independientemente la una de la otra” (5:111)
En el universo posible de significaciones de una lengua (pensémoslo como el universo de signos de una lengua y sus infinitas posibilidades), los individuos, culturas, formas, llevan a cabo una selección en la que se establece una parcela de lengua y de entendimiento que son los actos, pasiones, accidentes, sustancias, simplicidades, composiciones, individualidades, especies, géneros, entes y naturalezas de tal establecimiento. “…pues en cuanto al orden universal, todo está de acuerdo con él…y tan cierto es esto, que no solamente no sucede en el mundo nada que sea absolutamente irregular, sino que ni siquiera podría fingirse nada semejante”. (4:28)
El movimiento incesante del entendimiento que asciende y desciende estas escalas tiende a la constante destrucción y construcción de las formas de la segunda escala de Llull, impulsando al entendimiento al universo y materia infinitos de la primera escala, provocando el nacimiento y la muerte, el encuentro, la desaparición y regreso de las formas que han sido y serán en el universo infinito. “Puede incluso demostrarse que la noción de la magnitud, de la figura y del movimiento no es tan distinta como se cree, y que encierra algo de imaginario y relativo a nuestras percepciones” (4:37)
Cada individuo -entendimiento- lengua habita  un establecimiento de entendimiento –lengua- a la manera de la voluntad reinante, como es el sistema en que está organizada la existencia de cada tiempo. “…Hay volutivo –agente- que ama, y volible paciente en que el volitivo colige las especies deseadas y esto con el amar intrínseco con el cual causa sus actos extrínsecos peregrinos”. (2:89) “…experimenta la distinción entre el suyo y la imposición de otros, en que todos son formas del universo posible, a pesar que desde el renacimiento hasta este tiempo se imponga el reino de la razón sobre el de la fe, que convivió con él en el pasado.” “…toda afirmación explicitada se convierte, por lo mismo, en un tema de discusiones posibles. Todo lo que se dice puede ser refutado.” (6:11) “…de la explicación no podemos lograr más que accidentes.” (1:24)
A algunas de estas conclusiones también se acercó en su momento el conde de York, quien al expresar algunas objeciones a la filosofía de Dilthey, en su correspondencia con el autor expresaba que “…Las ondas provocadas por el principio excéntrico que hizo surgir hace más de 400 años una nueva época me parecen haberse extendido y nivelado hasta el extremo, el conocimiento haber progresado hasta la abolición de sí mismo.  El hombre moderno, es decir, el hombre desde el renacimiento, está a punto para que lo entierren… con la historia pasa que lo espectacular y que sorprende no es lo capital. Los nervios son invisibles, como en general es invisible lo esencial.” (3:432)
“…lo indivisible no es distinto de lo divisible; lo más simple, del infinito; el centro de la circunferencia.” (1:25)

René Alejandro Pinzón Guevara
(1990)

Referencias
1. Bruno, Giordano. De la causa principio y uno, traducción del libro publicado por Giovanni Gentile. Dialoghi Metafisici. Guius Laterza, Bari, 1925.
2. Llull, Ramón. Libro del ascenso y descenso del entendimiento, Barcelona, Ed., Orbis, 1985.
3. Heidegger, Martin. El ser y el tiempo, México, Fondo de Cultura Económica, 1951
4. Leibniz, Gotfried Wilhelm. Discurso de metafísica, 5ª. Ed., Buenos Aires, Aguilar, 1972.
5. Hjelmslev, Louis. Prolegómenos a una teoría del lenguaje. 2ª. Ed., Madrid, Gredos, 1974.
6. Ducrot, Oswald. Decir y no decir, principios de semántica lingüística, Barcelona, Anagrama, 1982.

Submited by

Lunes, Marzo 28, 2016 - 18:37

Prosas :

Promedio: 5 (1 vote)

Rene Pinzon

Imagen de Rene Pinzon
Desconectado
Título: Membro
Last seen: Hace 4 años 25 semanas
Integró: 01/20/2013
Posts:
Points: 264

Add comment

Inicie sesión para enviar comentarios

other contents of Rene Pinzon

Tema Título Respuestas Lecturas Último envíoordenar por icono Idioma
Prosas/Pensamientos EL AFATO 0 2.094 03/28/2016 - 18:37 Español
Ministério da Poesia/General Quiero Llegar 0 1.884 06/03/2015 - 19:09 Español
Ministério da Poesia/General Puedo Jugar 0 1.093 06/03/2015 - 19:05 Español
Ministério da Poesia/General Hay una ley 0 1.605 06/03/2015 - 18:59 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 41 0 1.374 12/13/2013 - 02:34 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 40 0 1.260 12/13/2013 - 02:32 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 39 0 1.207 12/13/2013 - 02:29 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 38 0 1.285 12/13/2013 - 02:25 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 37 0 1.168 12/13/2013 - 02:23 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 36 0 1.406 12/13/2013 - 02:18 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 35 0 1.243 12/13/2013 - 02:15 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 34 0 1.224 12/13/2013 - 02:13 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 33 0 1.191 12/13/2013 - 02:11 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 32 0 1.433 12/13/2013 - 02:09 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 31 0 1.397 12/13/2013 - 02:04 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 30 0 1.454 12/13/2013 - 02:01 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 29 0 1.237 12/13/2013 - 01:59 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 28 0 1.162 12/13/2013 - 01:55 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 28 0 1.243 12/13/2013 - 01:51 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 27 0 1.278 12/13/2013 - 01:48 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 26 0 1.462 12/13/2013 - 01:45 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 25 0 1.028 12/13/2013 - 01:43 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 24 0 1.098 12/13/2013 - 01:40 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 23 0 1.226 12/13/2013 - 01:38 Español
Ministério da Poesia/General Del Libro de las Cáblas 22 0 1.252 12/13/2013 - 01:34 Español