La cruz del alto

Al atardecer de un intenso día de río, piscina y plaza, nos reunimos el grupo de amigos que veraneamos y pasamos vacaciones de invierno en Petorca. Nos hemos visto por varios años, ahora somos amigos en la común tarea de crecer y explorar el mundo desde la adolescencia. En la plaza, en torno al monumento a Manuel Montt, después de misa, nos reunimos y de allí apuntamos a la cumbre, provistos de gorros de lana, caramelos, yo llevo además una pequeña libreta y un lápiz.

En el grupo están las niñas santiaguinas que hemos conocido en la piscina y que obtuvieron permiso de sus padres para hacer esta caminata vespertina a este cerro que domina el pueblo. El ejercicio de dominar el paisaje desde la cumbre, ver caer la noche y descender cantando en voz alta, Dicen que el Diablo murió en Petorca y que en La Ligua lo enterraron, se suman las leyendas del maldito, como aquella del burro negro al cual se iban subiendo los niños para dar un paseo, hasta que uno de ellos exclamó “!Ave María Purísima, chitas el burro p´a largo¡” y en ese instante el burro había explotado, dejando a todos los niños tirados en el suelo y un pesado olor a azufre en el aire. Es el juego de la autosugestión y también del coqueteo intuitivo, somos púberes o adolescentes y queremos vivir la ilusión de un pololeo de verano. El disfraz que estamos utilizando es cruzar experiencias de penaduras, de piques mineros con fantasmas extraviados.

Tomar de la mano a una chica, sentir su tersura y su calor, percibir el rubor de sus mejillas y adoptar el rol de guía y apoyo, rumbo a los senderos pedregosos que se dibujaban como una serpentina por el borde del cerro. Era una aventura que te llenaba de adrenalina. Vas con Patricia, eso es suficiente, jamás supiste sus apellidos, era de pelo castaño y sus pestañas muy largas, con sus dientes como de conejita, sobresaliendo en una permanente sonrisa o una disculpa soñadora. A medida que subimos nos vamos contando historias, que tu liceo, que donde vives, cuantos hermanos, hasta cuando te quedas. Sabedores de que ese paseo labraría sutilmente las vetas de un romance adolescente, sin que nos atreviéramos más que a un beso hurtado o regalado cuando la noche o algún matorral cómplice nos protegía de miradas. Al llegar a la cumbre, ya había promesas de amor revoloteando por el grupo, las niñas se reían y los varones juntábamos algunas piedras y florecillas para testimoniar el ascenso. Luego, nos tomábamos de las manos y en un círculo en torno a la cruz, rezábamos a coro las Ave María Purísima, sin pecado concebida, consignas celestiales que pasaban a ser nuestra protección frente a la noche que caía y las sombras diabólicas que yacían derrotadas alrededor de la cruz de madera.

Con chonchones de parafina que estaban a los pies de la cruz se encendía la cumbre de luz. Desde el pueblo, los vecinos sabían que el grupo había llegado a la cruz, peregrinando y riendo, en esa fuente de amistad que alegraba como un oasis la vida calurosa del pueblo. Allá arriba, se divisaban las siluetas de los jóvenes, y luego de ese instante, que era un umbral hacia la nocturnidad, el grupo comenzaba a descender, casi todos en parejas, de la mano, cumpliendo con el juego de la piel exacerbada de instintos, que quizás jamás se plasmarían en más que en besos y abrazos, promesas y florecillas secas, guardadas en una pequeña libreta, con la dirección de Patricia; hasta que otro verano, o alguna vacación de invierno, nos trajera de vuelta, para volver a tocarnos, a reconocernos como amores fugaces, como romanceros de rodillas magulladas, como novios fantásticos de una sola travesía. La que hicimos de la mano, abrazados, besándonos en la promesa de amarnos por siempre, hasta que un tren, del fin del verano, nos desperdigara por la vida y quizás alguna carta dejara constancia de esa ilusión que desafió a los demonios en la cruz del alto.

Comarca de los Poetas, 18 de abril de 2011.

Submited by

Lunes, Abril 18, 2011 - 23:39

Prosas :

Sin votos aún

Hernán Narbona Véliz

Imagen de Hernán Narbona Véliz
Desconectado
Título: Membro
Last seen: Hace 3 años 1 día
Integró: 03/13/2011
Posts:
Points: 712

Add comment

Inicie sesión para enviar comentarios

other contents of Hernán Narbona Véliz

Tema Título Respuestas Lecturas Último envíoordenar por icono Idioma
Poesia/Archivo de textos Nuestros Mártires 0 1.185 12/25/2013 - 16:16 Español
Poesia/Archivo de textos A la Vega 0 1.268 12/25/2013 - 16:13 Español
Poesia/Alegria Dibujos 0 1.758 12/25/2013 - 16:06 Español
Poesia/Erótico Despedida 0 910 05/24/2012 - 03:22 Español
Poesia/Erótico Despedida 0 0 05/24/2012 - 03:22 Español
Poesia/Erótico Despedida 0 748 05/24/2012 - 03:22 Español
Poesia/Erótico Despedida 0 1.009 05/24/2012 - 03:22 Español
Poesia/General Inminente 0 900 12/01/2011 - 03:57 Español
Poesia/General Inminente 0 1.849 12/01/2011 - 03:57 Español
Poesia/General Inminente 0 1.814 12/01/2011 - 03:54 Español
Poesia/Erótico Motricidad fina 0 1.096 07/21/2011 - 00:38 Español
Poesia/Fantasía Alquimias 0 1.584 07/05/2011 - 15:05 Español
Prosas/Lembranças Caserita 0 1.325 06/07/2011 - 19:59 Español
Prosas/Lembranças Caserita 0 1.636 06/07/2011 - 19:59 Español
Ministério da Poesia/Pasión Despedida 0 1.276 05/30/2011 - 02:54 Español
Ministério da Poesia/Tristeza Ruptura 0 1.041 05/09/2011 - 23:49 Español
Ministério da Poesia/Pasión Noche de samba 0 999 05/06/2011 - 04:13 Español
Ministério da Poesia/Tristeza Ánima del mar 0 1.214 05/02/2011 - 16:25 Español
Prosas/Contos Ánima del mar 0 1.930 05/02/2011 - 00:03 Español
Poesia/Pasión Buscándote 0 2.238 05/01/2011 - 14:34 Español
Videos/Poesía Día Mundial del Libro - Cuatro poemas en Caldera 0 3.355 04/25/2011 - 03:54 Español
Prosas/Romance Semana Santa y 40 años de amor 0 1.335 04/23/2011 - 13:45 Español
Prosas/Pensamientos Entrampados en la virtualidad 0 1.621 04/20/2011 - 03:15 Español
Prosas/Romance La cruz del alto 0 1.421 04/18/2011 - 23:39 Español
Ministério da Poesia/Comedia Hipocondriaco 0 1.534 04/18/2011 - 21:06 Español